La importancia de usar parasol

Uno de los problema de usar ópticas de cierta antigüedad es la diferencia de los recubrimientos de las lentes respecto a los actuales. Las lentes modernas suelen tener todos un recubrimiento MC (multicoated o multicapa) para evitar los reflejos y las luces parásitas que se producen dentro del objetivo. En las lentes antiguas, el recubrimiento es coated (de una capa) o bien no disponen de recubrimiento alguno. Ello produce varios efectos inesperados, desde flares hasta poco contraste en las imágenes.

La forma más sencilla de eliminar una buena parte de las luces indeseadas es usar un parasol, de forma que la luz captada por el objetivo sea sólo la luz frontal y no se nos cuele luz indeseada por los laterales. Para probar la diferencia he usado la lente más antigua que dispongo la Ilex Anastigmat, que creo que no dispone de recubrimiento alguno (es de la década de los 40) y he salido a realizar la misma foto con y sin parasol.

Veamos primero la foto sin parasol:

Ilex Anastigmat. ISO 400, f8, 1/2500 seg sin parasol

Ilex Anastigmat. ISO 400, f8, 1/2500 seg sin parasol

Como se puede observar, la foto parece lavada, sin contraste. Y ahora la misma foto pero usando la mano como improvisado parasol:

Ilex Anastigmat. ISO 400, f8, 1/2500 seg con parasol

Ilex Anastigmat. ISO 400, f8, 1/2500 seg con parasol

La diferencia es más que evidente, es abismal. Y eso que he usado un parasol improvisado.

No he procesado las fotos, simplemente he reducido de tamaño el jpg directo que produce la cámara.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *